Como dijo Jack el Destripador: vamos por partes. En primer lugar, lo más sencillo: entender qué es un buscador. Google, Bing o Yandex son buscadores. También conocidos como ‘motores de búsquedas’, son sistemas que buscan archivos almacenados en servidores web. Para hacerlo, recurren a las conocidas como spiders (arañas web). En los tres casos señalados anteriormente, el usuario introduce una palabra clave y el buscador lanza una serie de direcciones web en los que aparecen temas relacionados con las palabras buscadas. Este listado es la famosa “Página de resultados del buscador”.

En esta entrada vamos a partir de unas definiciones básicas, para aquellos que todavía no tengáis claro qué es posicionamiento, qué es un buscador, qué es el SEO o cuál es la diferencia entre SEO y SEM. También queremos aclarar, por medio de estadísticas, por qué cualquier negocio online necesitará trabajar su posicionamiento en buscadores, así como entender el funcionamiento de Google, el buscador que acapara (casi) todo el mercado. Una vez hayamos entendido estos puntos, saca papel y boli para trabajar el posicionamiento. Let’s go!

Analiza tu competencia y averigua cuáles son sus mejores enlaces. Realizando un estudio completo sabrás qué páginas webs enlazan a la propia de la competencia. Con este conocimiento podrás elaborar tu estrategia de backlinks de forma más precisa. Herramientas como Ahrefs, Openlinkprofiler o SEMRush te ayudarán nuevamente en tu trabajo de investigación.
1. Google Trends for Websites. Compara los visitantes únicos diarios de dos o más websites, averigua la localización geográfica de las visitas tanto por países como subregiones, qué webs adicionales visitaron los internautas y qué otros términos buscaron. Todo ello, con datos desde 2008 (fecha de lanzamiento de la herramienta) hasta la actualidad, aunque la comparativa puede acortar hasta un mínimo de los últimos 30 días. Obtiene sus datos del buscador, Google Analytics (sólo quienes lo tienen instalado y hayan permitido compartir la información acerca del tráfico) y “otras fuentes” no detalladas.
Truco: en la newsletter de la compañía, conviene facilitar todos los enlaces a los perfiles de las redes sociales, página web o formulario de contacto para generar tráfico web. Parece obvio, pero aún se reciben muchos boletines que no lo tienen presente. Con un simple click, puedes tener a un suscriptor navegando por tu página web y poniéndose al día de los últimos contenidos.

Ojo, cuando hablo de posicionamiento en buscadores, no sólo me refiero al SEO en Google. Digo esto, porque es probable que al leer el título hayas pensado que se trata de otro post sobre pasos para posicionar orgánicamente una web, pero no es el caso. El posicionamiento en buscadores es un término mucho más amplio que solo SEO, ya que los buscadores también ofrecen la posibilidad de posicionar anuncios o resultados locales de búsqueda.
El posicionamiento Web SEO u optimización del posicionamiento en buscadores también se puede clasificar y diferenciar en dos grandes vertientes en función del seguimiento que se haga de las recomendaciones que ofrecen los distintos motores de búsqueda para lograr aparecer en los resultados que ofrecen: Black Hat SEO y White Hat SEO. Estos conceptos reciben sus nombres o tienen una íntima relación con el mundo del pirateo o hackeo informático, donde Black Hat (hackers que llevan a cabo acciones con un beneficio propio y falta de ética y moral), Gray Hat (piratas sin ánimo de lucro o que no quieren obtener algo para sí mismos) y White Hat (expertos contratados por las marcas), hacen referencia al nivel y dirección que toman este tipo de informáticos en sus acciones y respecto al enfoque de sus carreras.

Si tenemos una empresa de limpieza, por ejemplo, y trabajamos bien el posicionamiento SEO con las keywords elegidas, conseguiremos figurar en búsquedas con términos como «limpieza de oficinas» o «limpieza de piscinas». Las personas que hagan clic sobre esos resultados son consideradas tráfico web de calidad, ya que el buscador reconoce que la web contiene información relevante que sirve como respuesta a una búsqueda focalizada de un usuario.
Truco: la estrategia en redes sociales debe estar centrada en generar engagement con los seguidores con el fin de conseguir un flujo de tráfico web continuado en el tiempo. Apuesta por mostrar cercanía y empatía para que el vínculo entre marca y seguidores sea sólido. La interacción directa con ellos o en grupos es vital. En cuanto a las publicaciones, hay que ir intercalando de todo tipo, si bien los componentes visuales triunfan claramente. Infografías, fotografías o vídeos serán los más compartidos y los que van a generar gran parte del tráfico web del canal social.
Debido a la importancia de factores como la densidad de palabras clave, la cual dependía totalmente del administrador de la página web, los primeros motores de búsqueda sufrieron el abuso y la manipulación de las clasificaciones. Para proveer de mejores resultados para sus usuarios, los motores de búsqueda tenían que adaptarse para asegurar que sus páginas de resultados mostraran las búsquedas más relevantes en vez de páginas no relacionadas, llenas de palabras clave por administradores de páginas web sin escrúpulos. Contando con que el éxito y popularidad de un motor de búsqueda están condicionados por su capacidad de producir los resultados más relevantes para cualquier búsqueda, permitir que los resultados fueran falsos haría que los usuarios optaran por otros motores de búsqueda. Los motores de búsqueda respondieron desarrollando algoritmos de clasificación más complejos para rankear sitios web, tomando en cuenta factores adicionales para que fueran más difíciles de manipular por los administradores web.

En 2004, los motores de búsqueda habían incorporado un amplio número de factores sin publicar en sus algoritmos de clasificación para reducir el impacto de la manipulación de vínculos. En junio de 2007, Hansell, del New York Times, declaró que los motores de búsqueda estaban usando más de 200 factores. Los principales motores de búsqueda, Google, Bing y Yahoo, no publican los algoritmos que usan para posicionar páginas web. Algunos posicionadores o SEO han estudiado distintas maneras de tratar la optimización de los motores de búsqueda, y han compartido sus opiniones. Patentes relacionadas con los motores de búsqueda pueden proveer información para entender mejor a los motores de búsqueda.

×