Los buscadores ofrecen dos tipos de resultados en las búsquedas que hacen los usuarios por un término: enlaces patrocinados o anuncios publicitarios y resultados orgánicos o naturales. Ambos tipos de resultados, conllevan un tipo específico de posicionamiento y forman parte del posicionamiento SEM o Search Engine Marketing, que no es ni más ni menos que cualquier acción de Marketing dentro de los buscadores, sea de pago o no.
Rasgos sospechados: Son aquellos rasgos secretos discernidos en la práctica misma de la actividad, los mismos no son de carácter oficial, pero al hacer la práctica de optimización de una página web para motores de búsqueda se ven ciertas características de estos algoritmos, por ejemplo se ha descubierto que a pesar de todo lo dicho por los creadores lo más importante para los algoritmos de búsqueda es la creación de contenido relevante, fresco y necesario.
Si tenemos una empresa de limpieza, por ejemplo, y trabajamos bien el posicionamiento SEO con las keywords elegidas, conseguiremos figurar en búsquedas con términos como «limpieza de oficinas» o «limpieza de piscinas». Las personas que hagan clic sobre esos resultados son consideradas tráfico web de calidad, ya que el buscador reconoce que la web contiene información relevante que sirve como respuesta a una búsqueda focalizada de un usuario.
A) Si cuentas con un servicio de posicionamiento web, debes saber que puedes ver incrementado estos resultados si contratas nuestros servicios; gracias a que nuestro sistema te ofrece un funcionamiento completamente paralelo a cualquier otro sin que éste se vea afectado y no tendrás la obligación de darte de baja en el otro servicio de tu preferencia.
Enlaces internos: los enlaces internos también tienen incidencia en el posicionamiento orgánico. Son una ampliación de la información brindada, por lo que Google interpreta que el contenido es muy bueno. Además, esto acarrea que los usuarios pasen más tiempo dentro de la web aumentando las probabilidades de conversión y de generación de engagement al apreciar la información.
El hecho de contar con suscriptores a la newsletter ya está indicando que los emails que configuran esa base de datos tienen un interés previo en las actividades de la empresa. Por lo tanto, una campaña de emailing efectiva pasa por contar con una buena base de suscriptores. Ésta se conseguirá con la calidad de los contenidos, estableciendo una periodicidad de envío que no agobie a los suscriptores, incluyendo asuntos impactantes, con llamadas a la acción tanto en web como en el blog, o con privilegios para los interesados como guías descargables, ebooks o plantillas.
Enlaza tus páginas. Cuando escribas una publicación para tu blog, es 100% recomendable que hagas referencia a otras páginas dentro de tu página web. Es lo que se conoce como enlace interno. Tal vez puedas mostrar otra entrada que guarde relación, incorporar un hipervínculo a un servicio o producto al que hagas referencia o finalizar con la opción de contactar.

Este punto es complementario al anterior. No sólo debe cargar todo bien sino que debe hacerlo rápido. Se dice que si una web tarda más de 3 segundos en cargar el 56% de los usuarios la abandonará. Más de la mitad. Puedes comprobar cuánto tiempo tarda tu web en cargar usando GTmetrix, una herramienta que analiza tu web y te da un montón de información sobre su rendimiento a nivel técnico. Si necesitas un análisis web personalizado y a fondo, puedes conseguirlo aquí.
Este punto es complementario al anterior. No sólo debe cargar todo bien sino que debe hacerlo rápido. Se dice que si una web tarda más de 3 segundos en cargar el 56% de los usuarios la abandonará. Más de la mitad. Puedes comprobar cuánto tiempo tarda tu web en cargar usando GTmetrix, una herramienta que analiza tu web y te da un montón de información sobre su rendimiento a nivel técnico. Si necesitas un análisis web personalizado y a fondo, puedes conseguirlo aquí.
×