Obviamente, el propósito de una estrategia SEO es entrar en los primeros puestos de la clasificación de los motores de búsqueda para atraer tráfico a tu web. Pero eso no importa demasiado si tu página no está atrayendo a tu público objetivo. Lo primero que debes hacer es identificar a tu público objetivo y aprender todo lo que puedas acerca de ellos – la demografía, patrones y preferencias de búsqueda, localización geográfica, etc. Una buena manera de hacerlo es investigando en Google Analytics. Una vez que hayas definido a tu público, tendrás que fijar objetivos basados en esa audiencia. ¿Qué es lo que quieres que haga tu audiencia en tu web? ¿Cuál es la mejor manera de atraer a tu público?
Por otro lado, las campañas de AdWords, son aquellas que realiza una empresa para promocionar un sitio luego de una búsqueda en Google con las palabras claves más importantes del negocio. Ejemplo: United Airlines puede pagarle a Google para aparecer en las búsquedas de “pasajes aéreos”. De esta manera cuando el usuario realiza una búsqueda de pasajes aéreos, aparecerán los resultados patrocinados en el margen superior (antes de los resultados orgánicos) o en el margen derecho de la página de resultados de ese buscador. /injects>
×