Una de mis técnicas SEO preferidas que no es otra cosa que conseguir posicionar un post en pocos días o semanas en nichos de mucho tráfico y todo ello sin necesidad de conseguir enlaces. Para ello necesitamos crear un contenido modular de gran calidad y valor y donde prime la experiencia del usuario. Este contenido lo vamos a optimizar su SEO On Page para finalmente llevar miles de visitas de tráfico para conseguir enviar a Google miles de señales positivas de la experiencia de estas visitas.
A la hora de elaborar estos contenidos, es indispensable utilizar correctamente las palabras clave o keywords, que son las términos que el buyer persona introducen en los motores de búsqueda para encontrar la solución a sus necesidades o problemas. Incluyendo estas keywords en los diferentes elementos de su web —como por ejemplo el título, la URL o la metadescripción, lo que corresponde a las técnicas de SEO onpage—, la empresa hará que el site tenga más opciones de aparecer en los primeros resultados que arrojan los buscadores.
El siguiente punto a tratar es la optimización de la web, tanto a nivel estético como a nivel de contenidos, para hacer que el usuario se sienta cómodo y pase más tiempo en ella. Dentro de este punto, y muy relacionado con él, podemos mencionar también el esfuerzo que se debe realizar para conseguir una web fácil e intuitiva en la que no te pierdas navegando. Así que ya sabes, elimina todos aquellos elementos que entorpezcan la visibilidad y la experiencia del usuario en la web.

En un artículo previo ejemplificamos los microformatos de la siguiente manera. Estás en una biblioteca y tienes dos libros en japonés ante ti. El primero solo muestra el título. El segundo tiene una etiqueta blanca y reluciente que contiene el título, la sinopsis, el autor y el género. Si tuvieses que recuperar un libro para un cliente… ¿Cuál sería más accesible y te llevaría menos tiempo?
Por lo que respecta a las técnicas de SEO offpage, ya mencionadas en el segundo parágrafo, conviene tener presente que existen dos tipos de enlaces: los denominados dofollow (que confieren autoridad, como si de un voto positivo se tratara, a la página a la que apuntan) y los nofollow (marcados expresamente con un atributo para que no sean tenidos en cuenta por los buscadores a la hora de transmitir autoridad a la web en cuestión). Actualmente, lo ideal es que un site albergue una combinación equilibrada entre ambas tipologías. Para atraerlas, existen numerosas técnicas, como poner en marcha un blog, pedir a los clientes de la empresa que incluyan el link de la web en su site, redactar artículos y enviarlos a agregadores de contenidos o escribir en blogs de gurús influyentes en Internet como invitados.
Te preguntarás: "¿pero esto qué tiene que ver con una estrategia de SEO?" La cuestión es que saber quién es tu buyer persona es un dato de información importante que debes tener en cuenta en cada paso de cualquier estrategia. Es una tarea a la que no muchos le dan la prioridad que se merece y, sin duda, puede determinar el éxito de tu estrategia de posicionamiento web. 
×