Finalmente, conviene incidir en la necesidad de medir los resultados de cualquier estrategia de SEO. Para ello, existen numerosas herramientas, tanto de pago (por ejemplo, WebCEO o Advanced Web Ranking) como gratuitas (Google Analytics). Del mismo modo, empresas como MOZ combinan algunas funcionalidades gratis con otras que exigen el pago de una cuota mensual.

Por otra parte, no hay que confundir el SEO con el SEM. El SEO es posicionamiento orgánico y no exige pago alguno al buscador, y el SEM (Search Engine Marketing) se refiere a la gestión de enlaces patrocinados o de pago en los sistemas publicitarios de los motores de búsqueda. Para realizar las campañas SEM, los motores de búsqueda ofrecen herramientas de publicación de anuncios, como Google AdWords, que es la más popular.
La razón más importante por la que es necesario el SEO es porque hace más útil tu página web tanto para los usuarios como para los motores de búsqueda. Aunque estos aún no pueden ver una página web como lo hace un humano. El SEO es necesario para ayudar a los motores de búsqueda a entender sobre qué trata cada página y si es o no útil para los usuarios.
Te preguntarás: "¿pero esto qué tiene que ver con una estrategia de SEO?" La cuestión es que saber quién es tu buyer persona es un dato de información importante que debes tener en cuenta en cada paso de cualquier estrategia. Es una tarea a la que no muchos le dan la prioridad que se merece y, sin duda, puede determinar el éxito de tu estrategia de posicionamiento web. 
×