Para poner remedio a esta incómoda situación hay una solución fiable y efectiva: posicionar en los primeros puestos de los resultados de búsqueda de Google. Para conseguirlo existen dos estrategias de marketing diferenciadas: el SEO (Search Engine Optimization) y el SEM (Search Engine Marketing). En esta entrada te daré algunas pautas para que puedas elegir la estrategia que mejor se adapte a las necesidades de tu negocio online.
Este factor SEO, que aunque lleve ya unos años con nosotros, sin duda está dando mucho que hablar con las últimas actualizaciones del Algoritmo de Google, ya que podemos ver cómo post que están bien posicionados en las SERP comienzan a bajar tras unos meses y su lugar lo ocupan contenidos más frescos y actuales, incluso procedentes de dominios de menor autoridad.
Si optamos por escoger únicamente entre SEO y SEM, debemos tener en cuenta si nuestro proyecto es a corto, medio o largo plazo. Si nuestro proyecto es a medio o largo plazo, la inversión en SEO es fundamental. Utilizo el adjetivo «fundamental» porque el SEO en este caso es realmente indispensable si queremos que nuestro negocio online sea rentable de forma duradera y no sólo flor de un día.
Las siglas «SEM», por su parte, derivan del inglés «Search Engine Marketing», que vendrían a significar en castellano, de forma literal, mercadotecnia (marketing) en motores de búsqueda. Si bien cuando nos referimos al SEM hablamos de las técnicas de marketing online de pago para el posicionamiento en buscadores, lo cierto es que el SEM engloba todas las técnicas y estrategias de marketing online en los motores de búsqueda, de pago o no.
Tu web tiene que “pesar” poco. Ten en cuenta que si para acceder a tu página un usuario se tiene que dejar los datos de su móvil Google te penalizará severamente. Para reducir el peso lo más importante es que optimices las imágenes al máximo. Para hacer esto te recomendamos que emplees RIOT o, si quieres algo más rudimentario, que accedas a www.tinypng.com.
En esta tendencia SEO para 2018, también tienen un papel importante las necesidades de los usuarios. Cuánto más precisos sean los resultados y más se ajusten a sus necesidades, mayor será su grado de satisfacción. Haz un buen análisis de tus clientes y clientes potenciales. Así, ayudarás a los algoritmos a ofrecer una respuesta más concreta y adecuada.
Por otro lado, las campañas de AdWords, son aquellas que realiza una empresa para promocionar un sitio luego de una búsqueda en Google con las palabras claves más importantes del negocio. Ejemplo: United Airlines puede pagarle a Google para aparecer en las búsquedas de “pasajes aéreos”. De esta manera cuando el usuario realiza una búsqueda de pasajes aéreos, aparecerán los resultados patrocinados en el margen superior (antes de los resultados orgánicos) o en el margen derecho de la página de resultados de ese buscador. /injects>
×