En primer lugar, una disparidad muy a tener en cuenta entre SEO y SEM es el tiempo que necesitaremos invertir para que nuestro negocio online alcance un posicionamiento óptimo en Google. Con SEM, ya sea mediante AdWords o Google Shopping, nuestro negocio aparecerá en la primera página del buscador en un corto espacio de tiempo (según el precio pagado por el anuncio), por lo que obtendremos visitas de manera rápida y efectiva.
Si optamos por escoger únicamente entre SEO y SEM, debemos tener en cuenta si nuestro proyecto es a corto, medio o largo plazo. Si nuestro proyecto es a medio o largo plazo, la inversión en SEO es fundamental. Utilizo el adjetivo «fundamental» porque el SEO en este caso es realmente indispensable si queremos que nuestro negocio online sea rentable de forma duradera y no sólo flor de un día.

Por otro lado, las campañas de AdWords, son aquellas que realiza una empresa para promocionar un sitio luego de una búsqueda en Google con las palabras claves más importantes del negocio. Ejemplo: United Airlines puede pagarle a Google para aparecer en las búsquedas de “pasajes aéreos”. De esta manera cuando el usuario realiza una búsqueda de pasajes aéreos, aparecerán los resultados patrocinados en el margen superior (antes de los resultados orgánicos) o en el margen derecho de la página de resultados de ese buscador. /injects>

×