Otro aspecto que hay que considerar es la necesidad de integrar el SEO en el ciclo de compra, que comprende desde el momento en el que un usuario busca soluciones para un determinado problema hasta que adquiere un producto o servicio. Para que la estrategia desplegada tenga éxito, es deseable que tenga en cuenta las cuatro fases en que se divide este proceso, resumidas con las siglas AIDA (atención, interés, decisión y acción), y que se dé respuesta a los hábitos que muestra el cliente potencial en cada una de ellas.

Ya no se trata solo de crear un texto de 300-400 palabras en el blog de tu empresa y pensar que este contenido va a subirte en el ranking y atraer visitas a tu web. Hace falta contenido que enganche y aporte valor, como decíamos anteriormente, Google detecta esto y premia a las páginas que comparten contenido enriquecido en detrimento de las que no.
Pequeño paréntesis. Cuando hablamos de buscador nos referimos a Google. Si, existen otros como Yahoo, Bing etc. Pero seamos realistas, en España el 98% de los usuarios emplean Google y muchos de los que emplean otros suele ser por error (ya que algunos como Bing se autoimponen para usuarios incautos como si de un Malware de tres al cuarto se tratase). Así que aquí no vamos a hablar de Bing, Yahoo ni Yandex.
Los enlaces son uno de los factores principales para clasificar una web. Por lo tanto la elaboración de un plan para conseguir enlaces entrantes es muy importante. Lo mejor que puedes hacer es tratar de conseguir enlaces de forma natural. Hacer conexiones en tu industria y con tu público objetivo es una gran manera de mejorar la imagen de tu marca, así como de mejorar el SEO off page. Cuantas más personas te conozcan es más probable que consigas enlaces a tu web, mejorando así tu SEO. Otro buen método es crear contenido que puedas ofrecer a organizaciones y sitios web que sean una autoridad en tu industria.
La importancia de todo esto reside en el hecho de que Google va a empezar a penalizar el contenido que no sea mobile friendly. La incertidumbre está en “cuándo” va a implementar esta medida; no obstante, lo ideal es empezar desde ya a pensar en la adaptación al móvil, pues Google está empezando a identificar y poner alertas a aquellas plataformas que no tienen esta funcionalidad.
Tras acotar este perfil, la empresa ya estará preparada para elaborar los contenidos online que pueden atraer la atención y el interés del buyer persona. Aunque éstos pueden prepararse en diversos formatos —texto, imagen, información gráfica o vídeo, entre otros—, lo más importante es que sean de calidad y relevantes para los clientes potenciales. Además, generar contenidos descargables atractivos ayudará a que la compañía sea percibida por los internautas como una experta en su ámbito de actividad y, al mismo tiempo, animará a que los usuarios descargan y compartan la información que se les está facilitando.
Por otro lado, las campañas de AdWords, son aquellas que realiza una empresa para promocionar un sitio luego de una búsqueda en Google con las palabras claves más importantes del negocio. Ejemplo: United Airlines puede pagarle a Google para aparecer en las búsquedas de “pasajes aéreos”. De esta manera cuando el usuario realiza una búsqueda de pasajes aéreos, aparecerán los resultados patrocinados en el margen superior (antes de los resultados orgánicos) o en el margen derecho de la página de resultados de ese buscador. /injects>
×