SEO off page. Si bien es cierto que el SEO on page es fundamental, la parte off page cada vez va ganando más terreno e importancia, por lo que no debes descuidarla en absoluto. Esta parte del posicionamiento orgánico se encarga de trabajar más allá de tu propia página web. ¿Cómo? Primero, consiguiendo enlaces que apunten a tu página web, donde la calidad es preferible a la cantidad. Además de esto debes trabajar la autoridad en redes sociales, gestionar menciones en medios locales y esforzarte por conseguir un buen CTR en los resultados del motor de búsqueda.
Entre estos puntos algunos importantes son si tienes un perfil de Google Search Console (antiguo Google Webmaster Tools), si tienes integrado Google Analytics, si usas un CMS cuál y en qué versión, elementos en Flash, en JavaScript, cómo maneja las redirecciones 301, los errores 404 o, por supuesto, si el site tiene los archivos robots.txt o sitemap.xml.

Resulta importante complementar la estrategia SEO de contenidos con una estrategia de email marketing bien integrada, que brinde contenidos periódicos de información pertinente a los usuarios. Las acciones que se desarrollen a partir de nuestras estrategias de email marketing aportarán tráfico de valor y este a su vez ayudará a dar el empujón definitivo a nuestros contenidos en los resultados de búsqueda orgánicos.

Existem algumas ferramentas que podem auxilá-lo na hora de começar a definir as suas palavras-chave. A que nós indicamos aqui é muito simples e fácil de utilizar: o Google Trends. Nessa ferramenta você consegue analisar alguns elementos básicos fundamentais para decidir quais serão seus termos-chave: um gráfico com a evolução do volume de buscas por aquele termo ao longo do tempo. Além de tudo, é uma ferramenta gratuita que o próprio Google disponibiliza para os usuários.
Otro factor para tener en cuenta es el tiempo de carga, puesto que es importante para el SEO. Cuanto más rápido sea el sitio, más fácil será visitar e indexar una página. Las imágenes influyen en el tiempo que se carga un sitio web, especialmente cuando se carga una imagen grande y se muestra muy pequeña, como usar una imagen de 2500 × 1500 píxeles y mostrarla a un tamaño de 250 × 150 píxeles. Aquí lo ideal es escalar la imagen al tamaño que quieras mostrarla.
×