Não acaba por aí. Se o termo escolhido possui um alto volume de buscas, você tem que verificar agora se esse oceano cheio de peixes também não está cheio de predadores… No Keyword Planner você consegue visualizar o nível de disputa por algum termo específico. Normalmente, palavras muito procuradas possuem alta concorrência, o que pode comprometer um pouco a sua estratégia.
Você precisa das palavras-chave informativas e comerciais em seu conteúdo para melhorar a classificação do seu site. Palavras-chave comerciais miram clientes que foram pré-vendidos (informados sobre o produto) antes de vir para o Google para realizar uma pesquisa. Palavras-chave informativas constroem um relacionamento ativo com aqueles que ainda não são compradores/clientes.
La importancia de todo esto reside en el hecho de que Google va a empezar a penalizar el contenido que no sea mobile friendly. La incertidumbre está en “cuándo” va a implementar esta medida; no obstante, lo ideal es empezar desde ya a pensar en la adaptación al móvil, pues Google está empezando a identificar y poner alertas a aquellas plataformas que no tienen esta funcionalidad.
Esto aportará facilidad de lectura, algo que, claramente, mejorará la experiencia del usuario en la web. Este hecho se traduce en que a corto o medio plazo influya positivamente en el posicionamiento del site en los buscadores como Google, ya que las métricas de usuario (tiempo en página, páginas pro sesión, porcentaje de rebote) son cruciales para posicionar URLs en el buscador.
Black Hat SEO: Se llama black hat al intento de mejorar el posicionamiento en buscadores de una página web mediante técnicas poco éticas o que contradicen las directrices del motor de búsqueda. Algunos ejemplos de Black Hat SEO son el Cloaking, Spinning, SPAM en foros y comentarios de blogs, o el Keyword Stuffing. El black hat puede proporcionar beneficios en el corto plazo, pero generalmente es una estrategia arriesgada, sin continuidad en el largo plazo y que no aporta valor.
Al principio los motores de búsqueda se basaban en el número de veces que se repetía una palabra. Al hacer una búsqueda rastreaban en su índice esos términos para encontrar qué páginas los tenían en sus textos, posicionando mejor la que más veces lo tenía repetido. Actualmente, son más sofisticados y basan sus índices en cientos de aspectos diferentes. La fecha de publicación, si contienen imágenes, vídeos o animaciones, microformatos, etc. son algunos de esos aspectos. Ahora dan más prioridad a la calidad del contenido.
Por otra parte, no hay que confundir el SEO con el SEM. El SEO es posicionamiento orgánico y no exige pago alguno al buscador, y el SEM (Search Engine Marketing) se refiere a la gestión de enlaces patrocinados o de pago en los sistemas publicitarios de los motores de búsqueda. Para realizar las campañas SEM, los motores de búsqueda ofrecen herramientas de publicación de anuncios, como Google AdWords, que es la más popular.
Como todo en esta vida en grandes cantidades es malo, incluso el agua, el siguiente paso ha sido reducir esta lista a una decena de palabras. ¿Cómo lo hemos hecho? Pues ordenando el listado primero por las más buscadas y luego por las que tienen más competencia. Finalmente, también he buscado cual es la tendencia de búsqueda de esas palabras en Google Trends, para comprobar si seguían siendo de interés para el público.
Por otro lado, las campañas de AdWords, son aquellas que realiza una empresa para promocionar un sitio luego de una búsqueda en Google con las palabras claves más importantes del negocio. Ejemplo: United Airlines puede pagarle a Google para aparecer en las búsquedas de “pasajes aéreos”. De esta manera cuando el usuario realiza una búsqueda de pasajes aéreos, aparecerán los resultados patrocinados en el margen superior (antes de los resultados orgánicos) o en el margen derecho de la página de resultados de ese buscador. /injects>
×